Castillos hinchables pequeños

Los castillos hinchables pequeños son ideales ya que son fáciles de instalar, sencillos de mantener y se pueden guardar prácticamente en cualquier sitio. Sus dimensiones los convierten en los inflables más prácticos. Son perfectos si tienes una terraza o un pequeño jardín e incluso puedes utilizarlos también en el interior de tu casa.

Los mejores castillos hinchables pequeños del mercado

Ventajas de los castillos hinchables pequeños

Son prácticos

Este tipo de castillos inflables tienen un montaje muy sencillo y no resultan pesados de recoger después de usarlos.

No ocupan mucho espacio

Estos modelos se pueden guardar en su propia caja y tenerlos en la mayoría de armarios de almacenaje.

Son fáciles de transportar

Si quieres llevarte de vacaciones o de fin de semana el mini castillo hinchable de tus hijos, ¡puedes hacerlo fácilmente!

Garantizan la diversión

A pesar de ser pequeños estos inflables tienen mucho que ofrecer y nada que envidiar a los de mayor tamaño.

Se pueden usar en interiores

Sus dimensiones facilitan el uso de estos castillos dentro de una casa, en terrazas, pequeñas zonas ajardinadas y garajes.

Son más baratos

Debido a que su tamaño es menor que el de otros modelos de castillos hinchables, en la mayoría de casos su precio es más económico.

¿Puedo usar un castillo hinchable pequeño dentro de casa?

Una de las preguntas más habituales que se hace la gente a la hora de comprar un castillo inflable pequeño es “¿Puedo usarlo en el interior de casa?”. La respuesta rápida es, depende. Hay varios factores que determinan si el hinchable se adaptará al espacio del que dispones. A continuación te explicamos cuales son esos factores y te ayudamos a descubrir que castillos hinchables se pueden instalar dentro de una casa.

Espacio interior disponible

Lo primero a tener en cuenta es el espacio que tienes disponible para colocar el inflable. Piensa que los modelos pequeños de este tipo de artículos pueden llegar a medir hasta 3 metros de largo por 3 metros de ancho y generalmente miden entre 1,5 y 2,5 metros de alto.

Otro aspecto directamente relacionado con el tamaño es que algunos hinchables necesitan un suministro constante de aire. Para ello utilizan un conducto conectado a un soplador y ese conducto puede medir hasta 2 metros. Por lo tanto es necesario sumar al espacio horizontal que ocupa el castillo la longitud del conducto de suministro de aire.

Respecto al espacio vertical necesario también se debe añadir un margen adicional a la altura del inflable ya que hay que considerar qué tan alto saltarán los niños. La superficie de salto acostumbra a estar más a menos a medio metro del suelo y los niños pueden saltar perfectamente otro medio metro más. Por lo tanto aunque el castillo hinchable entre en el espacio que tienes previsto, asegúrate de que nadie se da con la cabeza en el techo al saltar.

Tamaño

Como hemos indicado antes, el típico castillo hinchable pequeño suele medir aproximadamente 3 metros de ancho, 3 metros de largo y 2,5 metros de alto. Por lo tanto el segundo factor más importante para saber si puedes usarlo en el interior de tu casa es el tamaño del inflable.

Comprueba sus medidas en la información técnica del producto y compáralas con las del espacio que tienes disponible.

Si el castillo necesita soplador no olvides tener en cuenta la longitud del conducto de aire y recuerda también que es necesario dejar una distancia de seguridad hasta el techo para saltar cómodamente.

Anclaje

Muchas padres piensan que no es necesario anclar un castillo inflable cuando se usa en interiores. Pero los anclajes no solo se utilizan para evitar que el viento desplace el hinchable también sirven como medida de seguridad. Los saltos y movimientos de los niños pueden provocar que el castillo se mueva de su sitio o incluso volcarse.

Por supuesto, todo dependerá del tamaño del hinchable y de las opciones de juego que ofrezca. Si es muy pequeño, el movimiento de los niños en su interior se reducen y por lo tanto no hay tanto riesgo de que el castillo se desplace.

Te recomendamos encarecidamente que leas con atención las instrucciones del fabricante para saber si es necesario anclar la unidad incluso en interiores.

Nivel de ruido

Si eliges un castillo inflable pequeño que utiliza soplador debes tener en cuenta que puede hacer ruido. Por lo tanto, a la hora de ubicar el castillo dentro de casa intenta elegir la estancia con el tamaño y acabados más adecuados para reducir el nivel de ruido.

Las habitaciones grandes, con alfombras y cortinas son las que mejor ayudan a atenuar el sonido del ventilador.

Una vez más te recomendamos que consultes las especificaciones técnicas del producto para asegurarte de que el ruido que pueda producir el soplador es adecuado para interiores.

¿Te ha gustado?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Puntuación: 4.7 / 5. Votos: 301

Hasta ahora... no hay votos. ¡Puntúalo!

¡Comparte diversión!