Cómo instalar un castillo hinchable

Los castillos hinchables son uno de los juguetes preferidos de los niños. La diversión, emociones y sensaciones que les proporcionan maravillan a los más pequeños. Si has decidido regalarle uno a tus hijos, ¡es una idea genial! Seguro que estaréis todos impacientes por montarlo y empezar a disfrutarlo en familia. Con esta guía aprenderás cómo instalar un castillo hinchable muy fácilmente.

Siguiendo estos sencillos pasos y recomendaciones conseguirás un resultado profesional. No necesitas ninguna habilidad en especial, solamente un poco de destreza y sentido común. En pocos minutos tus pequeños estarán saltando en el inflable.

Existen diferentes modelos de inflables pero por lo general todos tienen en común los pasos que te explicamos a continuación.

¡Vamos a ver cómo montar tu castillo hinchable!

¡Conoce los mejores castillos hinchables!

Consideraciones a tener en cuenta antes de instalar un castillo hinchable

Material necesario

Para hinchar el castillo necesitarás un soplador de aire. También te harán falta algunas estacas o bolsas de arena para anclar el inflable al suelo. Por último es conveniente que utilices una lona para cubrir el terreno donde ubicarás el castillo.

Muchos modelos de hinchables ya vienen con todos estos accesorios. Cuando vayas a comprar tu castillo revisa las especificaciones del fabricante para saber si están incluidos en el precio o necesitas comprarlos por separado.

Ubicación

El hinchable debe instalarse en un lugar plano y suficientemente alejado de árboles y líneas eléctricas. Revisa que no haya escombros, suciedad, piedras, cables o cualquier otra cosa que pueda dañar el inflable.

Comprueba las medidas del castillo y verifica que hay espacio suficiente en el lugar donde vayas a ponerlo.

Para mayor seguridad es aconsejable que dejes alrededor del inflable algo de espacio libre. Con el movimiento en su interior puede desplazarse y de esta manera evitarás golpes con otros objetos.

Si vas a utilizar estacas para anclarlo al suelo debes ubicarlo en una zona ajardinada o terreno de tierra en el que las piquetas queden bien clavadas.

Condiciones meteorológicas

En el caso de que vayas a montar el inflable en el exterior debes revisar el estado del tiempo. Los castillos hinchables son estructuras muy susceptibles de verse afectadas por el viento ya que puede desplazarlos o incluso volcarlos.

Por lo tanto, si va a hacer un día de lluvia o viento bajo ningún concepto debes instalarlo. Es mejor no correr riesgos. Seguro que habrá muchos días más para disfrutar del castillo inflable con seguridad.

Pasos a seguir para instalar un castillo hinchable

Extender la lona

Una vez hayas elegido un lugar adecuado para poner el castillo, el primer paso consiste en extender en el suelo la lona donde se apoyará.


Desplegar el castillo

A continuación coloca el inflable doblado sobre la lona y despliégalo por completo. Para que el aire fluya lo mejor posible por su interior, revisa que no haya pliegues y que la estructura esté lo menos arrugada posible.


Conectar el soplador de aire

El siguiente paso consiste en conectar el soplador de aire al conducto de inflado. En un castillo hinchable grande suele estar ubicado en la parte trasera.

Asegúrate de fijar bien el conducto al ventilador para que no haya fugas de aire. Normalmente el mismo tubo de inflado incorpora algún mecanismo de sujeción pero también puedes utilizar una brida o una cuerda para sujetarlo.

Hay modelos de hinchables que también tienen un conducto para desinflarlos. Si es el caso de tu castillo tendrás que cerrarlo para evitar que se escape el aire.


Inflar el castillo

Procura que el cable de alimentación eléctrica del ventilador tenga la suficiente holgura para que no quede tirante ya que podría desconectarse por los movimientos producidos por los saltos. También debes tener la precaución de que el cable no quede en medio de una zona de paso para que nadie tropiece con él.

Cuando tengas hechos los pasos anteriores puedes encender el soplador de aire para que se hinche el castillo. El tiempo que tardará en inflarse dependerá de su tamaño pero normalmente los castillos pequeños necesitan menos de dos minutos y los grande como mucho cinco.

Mientras el castillo se esté inflando no debe haber nadie en su interior.

Sabrás que está hinchado del todo cuando la estructura esté completamente desplegada.


Fijar el castillo

Lo siguiente es fijar el castillo al suelo para que no se mueva del sitio por los saltos de los niños.

Si has instalado el castillo en un jardín o zona de tierra utiliza estacas para anclarlo. Puedes clavarlas con un martillo convencional. Aunque si las estacas son de plástico es aconsejable que el martillo sea de goma para no dañarlas.

En el caso de que hayas colocado el hinchable en un terreno donde no es posible clavar las piquetas, podrás asegurarlo al suelo fácilmente utilizando sacos de arena.


Revisar el castillo

Por último, antes de empezar a utilizar el inflable realiza una inspección para asegurarte de que está bien anclado al suelo y que no pierde aire por ningún sitio.

Con esto tendrás tu castillo hinchable totalmente instalado. Y por fin.. ¡habrá llegado el momento de la diversión! Ya ves que no requiere de mucho esfuerzo y vale la pena por la alegría que supone para los niños.

Consideraciones extras para instalar un castillo hinchable acuático

Los castillos hinchables acuáticos suelen tener alguna conexión para enchufar una manguera y suministrarles agua. También pueden tener piscina, por lo tanto será necesario llenarla antes de empezar a utilizar el inflable. No eches agua sobre el castillo hasta que esté totalmente inflado.

Procura que la manguera no esté en una zona de paso para que no moleste y evitar caídas.

Vídeo de como instalar un castillo hinchable

El siguiente vídeo te servirá para complementar los pasos explicados anteriormente y tener aún más claro cómo montar tu inflable.

¿Te ha gustado?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Puntuación: 4.6 / 5. Votos: 191

Hasta ahora... no hay votos. ¡Puntúalo!

¡Comparte diversión!