Castillos hinchables con agua

Los castillos hinchables con agua hacen que cualquier niño se vuelva loco de alegría. ¡Son la combinación perfecta! Con una zona donde saltar sin parar y con una piscina para chapotear y refrescarse, ofrecen una diversión literalmente infinita.

Los mejores castillos hinchables con agua del mercado

Tipos de castillos hinchables con agua

El verano es la época ideal del año para que los más pequeños jueguen y se diviertan al aire libre. El único problema son las altas temperaturas… ¡aquí es dónde entran a escena los castillos inflables con agua!

Tener en tu casa un castillo hinchable acuático es una fabulosa idea para que el calor no impida que tus hijos disfruten del verano al máximo. El agua les ayuda a protegerse del bochorno al mimos tiempo que se entretienen a lo grande jugando en el inflable.

Hay varios tipos de castillos hinchables de agua y cada uno tiene sus propias ventajas. Incluso existen modelos que reúnen todas las características de los diferentes tipos. A continuación te los explicamos para que conozcas cual se adapta mejor a tus hijos y a tu casa.

Castillos hinchables con piscina

Castillos hinchables con piscina

Este tipo está compuesto por dos módulos unidos. Uno es la parte de saltar y el otro una piscina inflable. El acceso a la piscina normalmente es desde el exterior del castillo pero hay modelos en los que se puede acceder también desde la zona de salto.

Estos castillos permiten tener dos secciones de juego independientes, lo cual es muy útil cuando hay varios niños y unos quieren saltar mientras que otros prefieren darse un chapuzón en el agua.

Castillos hinchables con tobogán de agua

Castillos hinchables con tobogán de agua

Estos parques acuáticos pueden tener diferentes configuraciones. Por un lado, pueden ser únicamente un tobogán con una o varias pistas de deslizamiento. También pueden ser un conjunto compuesto por una zona de salto y un tobogán. Y por último, los modelos más completos, tiene sección para saltar y varios toboganes.

Todos los tipos tienen una característica en común que es que al final del tobogán siempre hay una piscina de agua. Algunos incluso tienen una instalación para que el agua caiga por la rampa del tobogán.

Castillos hinchables con cañón de agua

Castillos hinchables con cañón de agua

Los inflables de este tipo incorporan una o varias pistolas grandes de plástico fijadas a la estructura del castillo y conectadas a una manguera que las convierte en un cañón de agua.

Estos modelos suelen tener mucho éxito entre los pequeños ya que les fascina jugar echándose agua los unos a los otros.

Castillos hinchables de agua temáticos

Castillos hinchables de agua temáticos

Estos modelos de castillo se caracterizan por tener, además de una piscina, un diseño inspirado en algo relacionado con el agua. Por ejemplo pueden tener forma de barco pirata, de isla o tener figuras de animales acuáticos como peces, pulpos, etc.

Los hinchables acuáticos temáticos hacen que los niños se sumerjan en el agua y ¡también en sus fantasías!

Como hemos dicho anteriormente también existen castillos inflables que combinan todas las características de cada uno de estos tipos o varias de ellas.

Está claro que cuantas más opciones más diversión… pero en estos castillos inflables el protagonista indiscutible es el agua por lo que los modelos más sencillos garantizan un sin fin de entretenimiento.

¿Por qué comprar un castillo hinchable con agua?

Son refrescantes

Un castillo inflable acuático es la manera ideal de mantener a los niños fresquitos durante los días calurosos.


Proporcionan entretenimiento ilimitado

Este tipo de hinchables siempre hace que los pequeños se diviertan durante horas y horas como si fuera la primera vez que lo usan.


Combinan juego y ejercicio

El agua invita a los niños a jugar con ella sin parar de moverse. Después de un gran día de diversión bajo el sol, ¡dormirán cómo troncos!


Tienen múltiples áreas de juego

Los castillos inflables de agua no se limitan a la zona de saltar, sino que tienen otras áreas, como la piscina o el tobogán, que multiplican la diversión.


Son un regalo muy especial

Uno de estos castillos provocará una alegría inmensa a cualquier niño que lo reciba y hará que tenga unos recuerdos muy bonitos y especiales de sus momentos de juego.

¿Cómo montar y desmontar un castillo hinchable acuático?

Con el siguiente vídeo aprenderás los pasos necesarios para montar y desmontar un castillo inflable de agua. Probablemente el castillo que aparece en el vídeo no es exactamente el tuyo pero eso no importa ya que el proceso es el mismo para la mayoría de hinchables.

No te preocupes porque no hace falta tener una preparación técnica previa. En lo único que tienes que pensar es en disfrutar a tope el hinchable con tu familia. ¡Ya verás que es muy fácil y que solo requiere de un poco de práctica!

¿Cómo sacar el agua de un castillo hinchable?

El material del que están hecho los castillos hinchables acuáticos es impermeable pero en ocasiones puede entrar agua dentro de ellos por costuras desgastadas o por los conductos para inflarlos y desinflarlos.

Para evacuar la mayor parte de ese agua sigue las siguientes instrucciones. Por supuesto realiza estos pasos siempre que no haya nadie utilizando el castillo.

01. Retirar el agua del exterior

El primer paso consiste en vaciar el agua que el castillo tenga en la piscina, tobogán, zona de salto o cualquier otro complemento exterior.

  • Apaga el ventilador y ponlo en una zona donde no pueda mojarse.
  • Si el tamaño del castillo lo permite, bastará con volcarlo mientras aún está inflado para sacar el agua.
  • En caso de que no sea posible volcar el castillo por su tamaño, deja que se desinfle y retira el agua levantando la estructura por partes.
  • Vuelve a conectar el ventilador e hincha el castillo.

02. Retirar el agua del interior

Una vez retirada el agua del exterior es el turno de sacar el agua que se ha colado dentro de la estructura del castillo.

  • Identifica que cantidad de agua hay acumulada dentro del hinchable.
  • Si hay mucha agua:
    • Con el ventilador en marcha, guíala hacia el conducto de desinflado moviendo el castillo o andando sobre él. El agua puede encontrar obstáculos en el interior, así que este proceso puede llevar tiempo… ten paciencia.
    • Una vez haya salido la mayor parte del agua deja el ventilador funcionando con el conducto de desinflado abierto hasta que la que ha quedado dentro se seque.
  • Si hay poca agua:
    • Deja el ventilador funcionando un rato con el conducto de desinflado abierto hasta que el agua se haya secado.

¿Te ha gustado?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Puntuación: 4.6 / 5. Votos: 253

Hasta ahora... no hay votos. ¡Puntúalo!

¡Comparte diversión!